Sindrome Facetario

¿Por qué puede producirse dolor en la columna si no hay hernias ni compresiones?

Múltiples factores determinan la aparición de dolores en la columna. Entre ellos, tal vez los más frecuentes son los fenómenos asociados a la sobrecarga de las articulaciones que unen lateralmente las vértebras en sentido superior-inferior. Estas articulaciones se llaman articulaciones facetarias por estar formadas por un complejo dependiente de las facetas articulares de las vértebras. Se trata de pequeñas articulaciones que sufren con el tiempo procesos degenerativos normales, acelerados y agravados por factores dependientes de cada individuo. Entonces se llegará en algún momento de la vida, en general después de los 30 años y principalmente después de los 40, a la presencia de artrosis facetaria o espóndil-artrosis en estos segmentos, donde el más afectado es el segmento de la columna lumbar. La artrosis lleva a un aumento reactivo del tamaño de las facetas y puede producirse dolor por afectación de los nervios que dan la sensibilidad a estas articulaciones. Cuando se producen síntomas debido a estos cambios (lumbago y otros, como dolores cervicales), se llega al llamado síndrome facetario.

facetas 300x260 Sindrome Facetario¿Qué es el Síndrome Facetario?

Es un conjunto de síntomas y signos producidos principalmente por fenómenos patológicos de las articulaciones facetarias en los diferentes segmentos de la columna, principalmente en la columna lumbar. Esto lleva a desarrollar lumbagos mecánicos crónicos, con ausencia en general de componentes como hernias de los discos y estrechamientos significativos del canal (ver estenorraquis). Entonces, cuando el dolor asociado a segmentos de la columna no se relaciona a hernias discales ni estrechamientos, ni conlleva un compromiso neurológico, se puede hablar de un síndrome facetario.

¿Cómo se llega al diagnóstico?

Los síntomas del paciente y su examen clínico son lo más importante en estos casos. Los hallazgos de la resonancia magnética, escáner y radiografías en general sólo muestran los cambios descritos de las facetas articulares (artrosis), derrames articulares, etc.), sin otros hallazgos relevantes. En muchas ocasiones junto a una hernia discal o estenorraquis se encontrarán también signos de artrosis facetaria.

¿Cómo se puede tratar un síndrome facetario?

Como en todos los problemas de la columna vertebral, siempre es conveniente iniciar los tratamientos con medidas conservadoras como analgésicos, reposo relativo y terapia motora guiada, junto con un estudio diagnóstico acabado.

Cuando no hay una respuesta satisfactoria a estas medidas o cuando los síntomas son muy intensos, es necesario realizar procedimientos específicos tendientes a aliviar el dolor de este origen. Estos son las neurotomías facetarias y los bloqueos facetarios.

Una Neurotomía Facetaria es la ablación o eliminación , por diversos métodos, de los pequeños nervios que transmiten la sensación de dolor exclusivamente desde las articulaciones facetarias de las vértebras afectadas. Así, en el lumbago, se dirigirá la neurotomía hacia las facetas de las vértebras lumbares, en general las 3 o 4 últimas con sus respectivas articulaciones. Este procedimiento es llevado a cabo con visión de rayos X, con el paciente despierto en la gran mayoría de los casos y con anestesia local. Es un procedimiento ambulatorio y con mínimas incomodidades, ya que se realiza a través de pequeñas punturas en los sitios afectados, sin incisiones.

La técnica más difundida y probada de realizar las neurotomías es a través de la radiofrecuencia. Con este método, una vez que el médico ha posicionado el electrodo en la articulación indicada guiado por rayos X en el pabellón, se realiza una estimulación y luego una lesión de los nervios implicados en el dolor con radiofrecuencia, y el calor secundario a ella. La intervención completa dura alrededor de 30-40 minutos, es realizada en pabellón con anestesia local y en modalidad de paciente ambulatorio la gran mayoría de las veces. Además de la neurotomía, se realiza en el mismo acto un Bloqueo Facetario con anestésico y corticoides, que consiste en realizar el mismo procedimiento antes indicado, con la diferencia que no se aplica radiofrecuencia sino una solución de anestésico y corticoides para disminuir el dolor temporalmente. Los tratamientos con ozono también están teniendo sus indicaciones en algunos casos, con buenos resultados cuando la indicación es la correcta.

¿Cómo son los resultados?

En general los resultados son satisfactorios, con disminución del dolor en alrededor del 90% de los pacientes y con alivio total de éste en cercal del 75%. Se debe tener en cuenta que la neurotomía representa teóricamente una opción de mayor duración o más definitiva que los bloqueos al buscar eliminar los nervios causantes del dolor facetario. Se considera a este tipo de tratamientos como paliativos, es decir, que cumplen una función de disminuir el síntoma, ya que la causa debe ser manejada de manera crónica con una re-educación motriz general de largo plazo.

Dr. Bernardo Sonzini Astudillo
Neurocirujano de columna