Sindrome Facetario

Sindrome facetario

¿Por qué puede producirse dolor en la columna si no hay hernias ni compresiones?

Múltiples factores determinan la aparición de dolores en la columna. Entre ellos, tal vez los más frecuentes son los fenómenos asociados a la sobrecarga de las articulaciones que unen lateralmente las vértebras en sentido superior-inferior. Estas articulaciones se llaman articulaciones facetarias por estar formadas por un complejo dependiente de las facetas articulares de las vértebras. Se trata de pequeñas articulaciones que sufren con el tiempo procesos degenerativos normales, acelerados y agravados por factores dependientes de cada individuo. Entonces se llegará en algún momento de la vida, en general después de los 30 años y principalmente después de los 40, a la presencia de artrosis facetaria o espóndil-artrosis en estos segmentos, donde el más afectado es el segmento de la columna lumbar. La artrosis lleva a un aumento reactivo del tamaño de las facetas y puede producirse dolor por afectación de los nervios que dan la sensibilidad a estas articulaciones. Cuando se producen síntomas debido a estos cambios (lumbago y otros, como dolores cervicales), se llega al llamado síndrome facetario.

¿Qué es el Síndrome Facetario?

Es un conjunto de síntomas y signos producidos principalmente por fenómenos patológicos de las articulaciones facetarias en los diferentes segmentos de la columna, principalmente en la columna lumbar. Esto lleva a desarrollar lumbagos mecánicos crónicos, con ausencia en general de componentes como hernias de los discos y estrechamientos significativos del canal (ver estenorraquis). Entonces, cuando el dolor asociado a segmentos de la columna no se relaciona a hernias discales ni estrechamientos, ni conlleva un compromiso neurológico, se puede hablar de un síndrome facetario.

¿Cómo se llega al diagnóstico?

Los síntomas del paciente y su examen clínico son lo más importante en estos casos. Los hallazgos de la resonancia magnética, escáner y radiografías en general sólo muestran los cambios descritos de las facetas articulares (artrosis), derrames articulares, etc.), sin otros hallazgos relevantes. En muchas ocasiones junto a una hernia discal o estenorraquis se encontrarán también signos de artrosis facetaria.

¿Cómo se puede tratar un síndrome facetario?

Como en todos los problemas de la columna vertebral, siempre es conveniente iniciar los tratamientos con medidas conservadoras como analgésicos, reposo relativo y terapia motora guiada, junto con un estudio diagnóstico acabado.

Cuando no hay una respuesta satisfactoria a estas medidas o cuando los síntomas son muy intensos, es necesario realizar procedimientos específicos tendientes a aliviar el dolor de este origen. Estos son las neurotomías facetarias y los bloqueos facetarios.

Una Neurotomía Facetaria es la ablación o eliminación , por diversos métodos, de los pequeños nervios que transmiten la sensación de dolor exclusivamente desde las articulaciones facetarias de las vértebras afectadas. Así, en el lumbago, se dirigirá la neurotomía hacia las facetas de las vértebras lumbares, en general las 3 o 4 últimas con sus respectivas articulaciones. Este procedimiento es llevado a cabo con visión de rayos X, con el paciente despierto en la gran mayoría de los casos y con anestesia local. Es un procedimiento ambulatorio y con mínimas incomodidades, ya que se realiza a través de pequeñas punturas en los sitios afectados, sin incisiones.

La técnica más difundida y probada de realizar las neurotomías es a través de la radiofrecuencia. Con este método, una vez que el médico ha posicionado el electrodo en la articulación indicada guiado por rayos X en el pabellón, se realiza una estimulación y luego una lesión de los nervios implicados en el dolor con radiofrecuencia, y el calor secundario a ella. La intervención completa dura alrededor de 30-40 minutos, es realizada en pabellón con anestesia local y en modalidad de paciente ambulatorio la gran mayoría de las veces. Además de la neurotomía, se realiza en el mismo acto un Bloqueo Facetario con anestésico y corticoides, que consiste en realizar el mismo procedimiento antes indicado, con la diferencia que no se aplica radiofrecuencia sino una solución de anestésico y corticoides para disminuir el dolor temporalmente. Los tratamientos con ozono también están teniendo sus indicaciones en algunos casos, con buenos resultados cuando la indicación es la correcta.

¿Cómo son los resultados?

En general los resultados son satisfactorios, con disminución del dolor en alrededor del 90% de los pacientes y con alivio total de éste en cercal del 75%. Se debe tener en cuenta que la neurotomía representa teóricamente una opción de mayor duración o más definitiva que los bloqueos al buscar eliminar los nervios causantes del dolor facetario. Se considera a este tipo de tratamientos como paliativos, es decir, que cumplen una función de disminuir el síntoma, ya que la causa debe ser manejada de manera crónica con una re-educación motriz general de largo plazo.

Dr. Bernardo Sonzini Astudillo
Neurocirujano de columna

Dr. Bernardo Sonzini Astudillo

Médico Neurocirujano especialista en Cirugía de Columna: Cirugía Mínimamente Invasiva , Cirugía Video Endoscópica, Cirugía Ambulatoria, Cirugía Percutánea, Cirugía Convencional.

También puede interesarte...

5 Respuestas

  1. beatriz gutierrez dice:

    tengo diagnosticado sindrome facetario lumbar. Llevo dos años de diferentes tratamiento y ahora me están aplicando la 4 sesión de ozono, pero siento que está causando más dolor y mayor incapacidad. (facetas en L4 Y L5 izquierdo), qué otras técnicas puedo intentar para disminuir el dolor? Muchas gracias.

  2. Jesús Carretero Rivero dice:

    Hola Doctor,
    desde hace dos años tengo un dolor a niver dorsal o cervcical, no lo ubico exactamente que me produce grandes contracturas y dolor, incluso se deriva al brazo derecho, a la cara y ojo, también picor en la lengua y labios (esto último no aparece con la intensidad de hace unos meses).También se va al izquierdo como si viajara el dolor a través de los músculos. En ocasiones me produce dificultad para respirar en la parte alta de la espalda y noto cómo se contractura el cuello.
    Por otro lado, hace seis años tuve una caída de un caballo e impacté drectamente con piedras a nivel lumbar derecho, que produjo un gran edema y lesión muscular que no recuperé bien pues tuve varias recaídas antes de sanar definitivamente por querer seguir haciendo deporte (era maestro de EF) a día de hoy mantengo unos fuertes dolores en esa zona, relacionados directamente con la actividad física, que he limitado en un 90 por ciento, incluso se me irradia por la pierna y siiento que he perdido fuerza. En fin, todo el lado derecho tocado. A nivel sacroilíaco tengo gran inestabilidad y se producen dolores tremendos a ambos lados si ando por ejemplo un kilómetro o muevo esas partes de alguna forma. Lo normal es que tenga dolor todo el día, pero cuando dice de apretar es horrible y siento un cansancio en las piernas tremendo y debo pasar el día entero acostado. Siento que mi musculatura ha perdido la capacidad de relajación y recuperación y cualquier contracción, estiramiento, o ejercicio tranquilo como la natación terapeutica no me vienen bien, tanto arriba (cervical o dorsal) como abajo (lumbar).
    He estado en la unidad del dolor de Granada con fuerte medicación incluso con infiltración de ozono, después de pasar por neurólogos, traumatologos, reumatólogos…y realizaddo múltiples pruebas, hondas de choque, acupuntura, y tratamientos sin una leve mejoría tanto de uno como de otro problema. Ahora he retomado la fisioterapia después de bastante tiempo, pero cada vez que voy no es que me mejore , me pongo peor.
    Al leer su artículo sobre las facetas y sus tratamientos me he preguntado si ésta pudiera ser la causa de parte, de algunos o de todos mis problemas, antes me han dicho que tengo osteoporosis, desgaste, incluso sindrome de fatiga crónica, por lo que me pongo en contacto con usted para que me dé su parecer y al estar cerca de Granada, yo vivo en Almuñécar, podría ir a visitarle.
    Disculpe la extensión del mensaje.
    Atentamente.
    Je´sus.

  3. Jesús Carretero Rivero dice:

    Estimado doctor,
    perdone mi torpeza, le he escrito pensando que se trataba de Córdoba en España. Mis niñas y mi mujer se han reído de mi, bueno, nos hemos reído todos.
    Ojalá estuviera más cerca para poder visitarle. En todo caso, espero su visión de mi problema. Y si alguna vez viene por España, le invito a conocer Almuñécar, es un pueblo costero al sur de Granada (Andalucía), bonito y tranquilo, donde se dan frutas tropicales como la chirimoya, el aguacate o la papaya.
    He aprovechado para conocer su ciudad a través de internet, nunca lo había hecho.
    Gracias, disculpe y un abrazo.
    Jesús.

  4. marisa dice:

    Estimado Doctor, estoy pendiente en enero me van a hacer esta prueba por el dolor de la espalda y sobre todo en la planta de los pies, enrojecidos doliéndome todo el día, yo estoy operada de un tumor cerebral en 6 ocasiones, angioma y a consecuencia me dio una hemiparesía izquierda, tengo crisis epilépticas controladas con la medicación.

    Es importante que me hagan esta prueba? ya llevo 6 meses doliéndome., después de decir que era lumbalgia, ciática y que podría ser,hernia discal
    Pues no me aconsejan que me la haga por si me quedo mal.

    Espero me informe con su opinión. Gracias
    desde Granada.

Deja un comentario